Investigación sobre la relación entre tasas de asma, control de enfermedades y depresión

0
192

Nueva York, 13 ago (HISPANIC PR WIRE) -El asma no se diagnostica ni se trata lo suficiente en estadounidense adultos de edad más avanzada, lo que deriva en resultados deficientes. La tasa de hospitalización es el doble en pacientes ancianos con asma y depresión que en aquellos que no tienen depresión. Varios investigadores médicos de las principales redes académicas de Montefiore y Mount Sinai, en conjunción con el Albert Einstein College of Medicine y la Escuela de Medicina Icahn de Mount Sinai, han lanzado un estudio pionero para examinar las relaciones entre la inflamación relacionada con el asma, la adhesión al tratamiento y la depresión grave en ancianos, con el objetivo de mejorar la atención y la calidad de vida de este grupo de población vulnerable.

Estudios anteriores han vinculado la depresión y la inflamación, pero se desconocen las causas y los mecanismos de esa relación. Dado que el asma y el envejecimiento también se caracterizan por la inflamación, la depresión puede exacerbar estos cambios inflamatorios y contribuir a peores resultados clínicos.

“Las personas con asma y depresión se ven afectadas de dos maneras: por un lado, tienen una mayor inflamación de las vías respiratorias pulmonares y son menos proclives a tomar sus medicamentos de control diarios, que constituyen su primera línea de defensa”, dice Jonathan Feldman, Ph.D., profesor adjunto de pediatría de la División de Pediatría Académica General de Einstein y el Children’s Hospital at Montefiore.  “Sabemos que la depresión da lugar a peores resultados en pacientes con asma y queremos analizar más de cerca lo que está sucediendo, tanto a nivel emocional como fisiológico”.

Esta investigación de $3.4 millones, financiada por el Instituto Nacional del Corazón, el Pulmón y la Sangre, es uno de los estudios más ambiciosos realizados sobre el asma en ancianos. La sociodemografía de la población de este estudio representa la de la mayoría de las zonas urbanas de Estados Unidos.

Estudios anteriores realizados por este equipo de investigadores determinaron que los ancianos con asma en centros urbanos presentaban:

  • Una tasa un 36% mayor de síntomas de depresión,
  • Peores indicadores de control del asma y calidad de vida, particularmente entre las minorías étnicas,
  • Tasas de adhesión a sus medicaciones de control de asma de hasta solo el 50%, incluso después de hospitalizaciones relacionadas con el asma.

También hay implicaciones negativas para todo el sistema de salud de EE.UU. Según una base de datos de visitas a emergencias en todo el país entre 2006 y 2008, las personas de 55 años o más que acudieron por asma, tuvieron tasas más altas de hospitalizaciones, estancias más largas y más ataques de asma altamente peligrosos.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here