Encarnación pega dos cuadrangulares en el mismo episodio y es la gran figura de la MLB

0
154

Houston, 9 abr (EFE).- El primera base dominicano Edwin Encarnación botó dos veces la pelota fuera del parque en el mismo episodio y surgió como el pelotero latinoamericano más destacado en la jornada del béisbol profesional de las Grandes Ligas.
Encarnación aportó dos cuadrangulares en el sexto episodio, donde los Marineros de Seattle anotaron ocho carreras y pegaron cinco vuelacercas, que les permitieron ganar por paliza de 13-5 a los devaluados Reales de Kansas City.
El relevista zurdo cubano Roenis Elías (1-0) lanzó tres episodios en blanco y sin hits como relevista, para ayudar a Seattle a cubrir el hueco que dejó Félix Hernández al marcharse tras dejar el montículo por enfermedad.
Encarnación tuvo de 4-2 con dos anotadas y dos impulsadas, mientras que su compatriota Domingo Santana se fue de 5-3 con una anotada y cuatro remolcadas.
El bateador emergente dominicano Franmil Reyes rompió un empate en el séptimo episodio con un jonrón de dos carreras y los Padres de San Diego remontaron un déficit de cinco en el partido que ganaron por 6-5 a los Gigantes de San Francisco.
Su compatriota Fernando Tatis Jr. lo imitó al botar la pelota fuera del parque cuando había dos carreras en circulación.
Tatis Jr. se fue de 2-1 con dos anotadas y dos impulsadas; su compatriota Manuel Margot de 4-3 con una remolcada y Reyes de 1-1 con una anotada y dos impulsadas.
El joven venezolano Ronald Acuña Jr. pegó un cuadrangular que ayudó a los Bravos de Atlanta a vencer 8-6 a los Rockies de Colorado en su primera victoria a domicilio de la temporada.
Acuña Jr. tuvo de 3-2, con tres anotadas y dos remolcadas, que fueron decisivas en el triunfo de los Bravos.
El abridor colombiano Julio Teherán (1-1) admitió seis carreras y cinco imparables, todos en su último episodio en el montículo, el quinto.
Teherán aguantó el mejor episodio de Colorado en lo que va de temporada y se benefició de la buena actuación del bullpen de los Bravos.
El segunda base venezolano José Altuve pegó un largo cuadrangular y el puertorriqueño Carlos Correa dio un sencillo productor al cuadro con el que rompió el bate en la octava entrada, e hicieron posible la remontada de los Astros de Houston que ganaron por 4-3 a los Yanquis de Nueva York.
Altuve tuvo de 4-1 con una anotada y una producida, su compatriota, el receptor Robinson Chirinos se fue de 3-2 con dos remolcadas, mientras que Correa pegó dos imparables en cuatro turnos al bate e impulsó la carrera de la victoria.
Otro toletero quisqueyano, Marcell Ozuna pegó un cuadrangular que permitió a los Cardenales de San Luis venir de atrás y ganar por 4-3 a los Dodgers de Los Angeles, a los que rompieron racha de cinco triunfos seguidos.
Mientras que el venezolano José Martínez también ayudó a la causa de los Cardenales y se fue de 3-1 con impulsada y anotada.
Los Filis también volvieron a tener el apoyo ofensivo de su compatriota Herrera que se fue de 4-2 con anotada y dos remolcada en el partido que ganaron por 4-3 a los Nacionales de Washington.
El protagonismo del bateo latino fue importante en la ofensiva demoledora de los Orioles de Baltimore que se impusieron por paliza de 12-4 a los Atléticos de Oakland.
Los dominicanos, Jonathan Villar se fue de 5-2 con par de anotadas y cuatro impulsadas, y Hanser Alberto de 5-1 con dos producidas.
Los venezolanos, Jesús Sucre se fue de 4-2 con dos anotadas, y Renato Núñez de 5-2, sin producción.
La solidez de lo relevistas dominicanos Randy Rosario y Pedro Strop, que se combinaron para lanzar pelota de cuatro imparables a lo largo de siete entradas después que el abridor zurdo Jon Lester bajara del montículo con dos corredores y sin outs en el tercer episodio, fue clave en la victoria de 10-0 que tuvieron los Cachorros de Chicago ante los Piratas de Pittsburgh.
Mientras los Padres subieron al jugador de cuadro mexicano Luis Urías, a la vez que colocaron en la lista de lesionados al jardinero dominicano Franchy Cordero (tirón en el codo derecho).
Urías, quien bateaba .333/.400/.556 en cuatro partidos por El Paso, es calificado como la promesa número 3 de San Diego y el número 23 de todo el béisbol por MLB Pipeline.
Cordero, sacado del partido de los Padres ante los Cardenales el sábado tras un violento swing que causó dolores en el codo, perdió tiempo el año pasado en la misma área de brazo. Al final, fue operado.
Otro jugador con problemas físicos es el abridor dominicano Luis Severino, quien volvió a Nueva York para someterse a otro análisis de resonancia magnética en el hombro derecho, de acuerdo a lo que informó en Houston el piloto de los Yanquis, Aaron Boone.
El derecho “no se sintió nada bien” tras una sesión de tiros y los Yanquis lo han mandado a reunirse con el médico del equipo, el Dr. Chris Ahmad, para más evaluaciones.
Severino, fuera de acción desde principios de marzo debido a una inflamación en el manguito rotador del hombro derecho, tiró desde terreno plano el sábado, pero aún no lanza desde un montículo.
Programado en un principio para volver a finales de este mes o principios de mayo, Severino es uno de 11 jugadores de los Yanquis en la lista de lesionados

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here