Lucha contra el racismo tiene lugar también en el futbol de Europa

0
198

París, 19 Mar (Notimex).- Las expresiones de odio por motivos de raza o color de piel siguen creciendo en el mundo, y una de las actividades en la que es más visible es el futbol, con penosos ejemplos en ligas europeas como las de Italia y el Reino Unido, donde aparecen pese a los llamados de dirigentes y estamentos políticos.

El próximo jueves se cumplen 19 años de la proclamación del Día Internacional de la Eliminación de la Discriminación Racial, que recuerda una manifestación pacífica contra el apartheid realizada el 21 de marzo de 1960 en Sharperville, Sudáfrica, cita que terminó con 69 muertos luego que la policía abrió fuego contra los inconformes.

Aunque la Asamblea General de la ONU instó a la comunidad internacional a redoblar sus esfuerzos para eliminar todas las formas de discriminación racial en cualquier lugar del mundo al designar el día, en algunos de estos lugares esos llamados no son escuchados por fanáticos y turbas que actúan al margen de la ley.

Incluso, para detener la violencia intolerante en el futbol, se creó en 1999 el movimiento de Fútbol Contra el Racismo en Europa (FARE), que busca la equidad en el deporte y lucha contra cualquier manifestación contraria al espíritu deportivo.

El pasado mes de diciembre ocurrieron en Italia manifestaciones de racismo cuando el defensa de origen senegalés del Napoles, Kalidou Koulibaly, fue sometido, tras una expulsión por acumulación de tarjetas, a gritos de mono por su color de piel. Como castigo el Inter de Milán debió jugar dos partidos a puerta cerrada.

Gritos similares a los que hace un mono se han vuelto recurrentes en el calcio italiano. Antes de Koulibaly, el francés Blaise Matuidi, los ghaneses Sulley Muntari y Boateg, el nigeriano Omolade y el camerunés Samuel Eto´o sufrieron los mismos ataques, aunque no hubo sanciones por esos actos.

De acuerdo con la directora general de la Organización de Naciones para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), Irina Bokova, la discriminación racial es un veneno que menoscaba a personas y sociedades, perpetua las desigualdades y fomenta la ira, el resentimiento y la violencia.

Por eso, apuntó Bukova, “la lucha contra el racismo y todas las formas de discriminación es uno de los cimientos de la paz y la cohesión social, más aún en nuestras sociedades cada vez más diversificadas”.

La UNESCO destacó que “unos de los mejores baluartes contra la discriminación racial son la educación, la conciencia de la inanidad de las pseudoteorías raciales y el conocimiento de los crímenes perpetrados en nombre de dichos prejuicios a lo largo de la historia”.

El deporte también es un poderoso instrumento para la inclusión, por lo que la UNESCO fomenta la lucha contra el racismo en el fútbol por medio de las campañas “#what color?” y “Sin respeto no hay juego”, en colaboración con el equipo de fútbol Juventus, la sociedad española PRISA Radio y la Fundación Santillana, así como “#Together4InclusiveSport”, con el Centro para la Tolerancia, con sede en Moscú.

Tras el ataque por los fanáticos del Inter en el estadio de San Siro (Giuseppe Meazza), Koulibaly escribió en su cuenta de Twitter: “Triste por la derrota (Inter 1-Napoles 0) y sobre todo por haber abandonado a mis hermanos. Pero estoy orgulloso del color de mi piel. De ser francés, senegalés, napolitano. De ser hombre”.

“Desde 1908, el Inter ha representado la integración, la innovación y la progresividad. La historia de Milán es de hospitalidad y juntos luchamos por construir un futuro sin discriminación. Los que no entienden esta historia no están con nosotros.#BrothersOfTheWorld #FCIM”, fue la respuesta del equipo milanés.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here