Los latinos serán la comunidad clave para el futuro la sanidad en el país

0
82

Washington, 14 mar (EFEUSA).- Las futuras iniciativas sanitarias que impulsen los legisladores del país deberán tener en cuenta a los latinos, ya que, pese a ser cada vez más numerosos, disponen de menos seguros médicos que el resto de la población y apenas se dedican a la medicina, afirmaron hoy expertos en Washington.
Los altos precios de los seguros sanitarios, junto a las dificultades para comprender el complicado sistema médico, constituyen importantes barreras que afectan a la salud de los hispanos.
Además, las pocas facilidades que reciben para cursar estudios de medicina suman otro problema fundamental a la hora de prestar una atención que tenga en cuenta a esta comunidad, coincidieron hoy los expertos reunidos en la Conferencia de Salud organizada por el Instituto del Caucus Hispano del Congreso.
“El reto para los legisladores es entender las razones por las que hay bajas inscripciones en programas de asistencia médica (…) Necesitamos asegurarnos de que no estamos asustando a la gente ante servicios tan necesarios”, explicó la representante por el estado de Florida Donna Shalala, quien ejerció de secretaria de Salud y Servicios Humanos durante el mandato del expresidente Bill Clinton (1993-2001).
La congresista señaló cómo en Miami los doctores latinos cuelgan carteles en los que ofrecen ayuda a las familias para inscribirse en programas de Asistencia Asequible (Affordable Care), y que en muchas ocasiones desconocen o no se atreven a dar el paso para apuntarse.
Una opinión que completó la presidenta de la Asociación Nacional de Medicina Hispánica, Elena Ríos, al subrayar que “las políticas de salud tienen que poner el foco en la salud de los inmigrantes”.
Pero para poner ese foco también hacen falta más médicos y más enfermeros hispanos.
“Tan solo el 5 % de los doctores son latinos -dijo a Efe Ríos tras su intervención-, menos aún ejercen la enfermería”.
Esta poca representación entre los profesionales influye en la asistencia médica que recibe la comunidad latina en EE.UU., pues supone “falta de confianza, comprensión y atención a las características de los pacientes y de sus familias”, consideró Ríos.
La experta recordó errores a la ahora de afrontar estos problemas como que el Congreso financie con proyectos legislativos a grandes empresas o universidades y no a ONG o asociaciones que están en contacto con los latinos.
Así, Garth N. Graham, de la aseguradora Aetna, que depende de la franquicia de farmacias CVS, añadió que “tan solo el 3 % de los 40.000 farmacéuticos en EE.UU. son hispanos”.
“Es muy importante mejorar la cercanía, hacer que la gente se sienta integrada, porque el respeto y la comprensión mejoran mucho la asistencia sanitaria”, argumentó.
Para Graham, la mejora de la red sanitaria local es un aspecto fundamental que se deberá tener en cuenta en las próximos pasos para implementar medidas más accesibles.
“Es un asunto muy importante que va a determinar el futuro de EE.UU.”, sostuvo.
En menos de una década, 1 de cada 4 ciudadanos será latino, un colectivo que ya es mayoría en estados como California y que está infrarrepresentado también en las investigaciones médicas.
La legisladora por California Nannette Barragán alertó de que los latinos representan “el 1 % de los participantes en ensayos clínicos”, mientras que las estadísticas señalan que son ya cerca del 20 % de la población.
La falta de representación tiene efectos concretos, por ejemplo, de acuerdo con la asociación “UsAgainstAlzheimer’s” (EE.UU. contra el Alzheimer), los latinos constituyen menos del 8 % de la investigación sobre esta enfermedad, a pesar de que son más de la mitad de los afectados.
Reducir estas brechas serán el reto que deberán afrontar los legisladores y la industria sanitaria, aunque el debate sobre quién y cómo se pagarán los costos de un sistema sanitario universal es la respuesta más difícil de responder y que genera menos acuerdo.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here