Recordando una leyenda -Sigi Schmid-

0
1281

SEATTLE – La familia de Sigi Schmid anunciaba el día de Navidad el fallecimiento de Sigi a la edad de 65 años desde el hospital Ronald Reagan Medical Center de California.

Sigi logro el reconocimiento de todo el futbol/soccer de los Estados Unidos, llegando al Salón de la Fama como el técnico más ganador de la historia de la MLS, alcanzando un total de 240 partidos ganados, 183 perdidos y 125 empatados durante sus 19 temporadas dirigiendo al LA Galaxy, Columbus Crew, y Seattle Sounders.

Fue reconocido como el mejor Técnico en 2 oportunidades, gano 2 copas MLS, 3 trofeos del Supporters Shield, 5 títulos Lamar Hunt, así como 3 títulos como campeón nacional dirigiendo al equipo de UCLA.
Schmid fue el primer técnico del Seattle Sounders apenas se habían incorporado a la liga profesional de la MLS, habiendo dejado al Columbus Crew en el año 2008 donde había conseguido su primer título de campeón de la MLS.

Sigi Schmid fue un Inmigrante que llego a los Estados Unidos y ayudo a crecer el futbol/soccer de este país.

Comenzó jugando para su colegio en UCLA, luego paso a ser el técnico de dicha institución, y más tarde sería nombrado como el asistente técnico de la selección de los Estados Unidos, y el Técnico de la selección nacional de menores de 20 años.

Sigi dejó un legado de grandes actuaciones, acumulo varios trofeos, dirigió varios equipos, fue siempre respetado por los jugadores, aficionados, organizaciones, así como fue un mentor para muchos jóvenes talentos de esta nación que lo recordaran para siempre.

Hay dos historias en particular que lo marcaron desde sus comienzos, y la primera fue en junio del 2005, cuando Sigi debutaba como técnico de la selección nacional de menores de 20 años jugando nada más ni nada menos que frente a Argentina, donde tenían al mejor jugador del mundo – Lionel Messi – y la escuadra de Argentina estaba llena de talentos en esos años, y lo que más le preocupaba a Sigi era de que Messi no le convirtiera 5 goles en su debut como técnico.

Sigi había preparado su selección de menores de la mejor forma posible, el había descubierto un talentoso jugador en el colegio del UCLA llamado Benny Feilhaber de grandes condiciones como defensor; siendo convocado al seleccionado de menores para hacerle la vida imposible a Messi.

Sigi no quería que Benny se encargara de recuperar balones, crear situaciones de peligro, lo puso en la cancha a seguir a Messi – a molestarlo, a no dejarlo jugar.

Ese día del partido frente a Argentina fue lo que Benny hizo, prácticamente se colgó de la cintura de Messi, sin dejarlo mover como todos sabemos lo hace Messi, y sin dejarlo armar ninguna de sus jugadas peligrosas para sus compañeros del equipo argentino, al término de los 90 minutos el seleccionado de los Estados Unidos había vencido a Argentina por la mínima diferencia de 1 – 0.

Messi había jugado en 5 partidos, convirtiendo goles en cada uno de ellos, pero se fue sin poder convertir frente a la escuadra de Sigi Schmid.

Luego los Estados Unidos empatarían frente a Alemania con un tanteador sin goles, le ganaría a Egipto por 1 – 0, para terminar en una derrota de 3 – 1 frente a Italia en la rueda de los 16 mejores seleccionados de menores de 20 años.

La segunda historia y la más reciente ocurrió a tan solo 2 años de haber sido retirado como técnico de Seattle cuando fue invitado por la Organización Sounders en el año 2016 para trabajar en el programa MLSoccer.com en un estudio de grabación de la ciudad de Seattle en un show llamado “Decision Day and the Playoffs”.

Sigi vio durante ese tiempo de programación como su propio sueño se hacía realidad, donde los Seattle Sounders conseguían el primer trofeo de la MLS Cup y él no era el Técnico que levantaría esa copa tan deseada para entregársela  a la ciudad de Seattle, a la Organización,  a todos los que lo apoyaron durante sus años con los Sounders, sería su ayudante; el técnico designado que los llevo a la final siempre soñada por Sigi – Brian Schmetzer.

Sigi Schmid estaba ahí, mirando la gran final de la copa MLS, con sabor amargo por un lado y de felicidad por el otro, al ver el equipo que el formo y trabajo durante tantos años, el equipo que el había soñado tener para llevarse esa copa estaba en una final.

Con palabras que no se pueden publicar, Sigi decía mirando a los aficionados colmando las tribunas del estadio de Toronto; “eso era lo que yo siempre soñé y les quería dar a todos ellos” con algunas lágrimas que aparecían en sus ojos.

Hoy todos sentimos la perdida de este gran técnico, amigo, padre de familia, y por sobre todas las cosas una excelente persona que será recordada por siempre –  DESCANSE EN PAZ SIGI –

Fútbol. El Mundo US.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here