CELEBRACIÓN DEL WASHINGTON POLICY CENTER

0
676

El pasado 12 de Octubre el Washington Policy Center organizó su cena anual en el Hyatt Regency de la ciudad de Bellevue teniendo como invitados al ex-representante en el Congreso en Washington D.C., Newt Gingrich y a Kimberley Strassel columnista del The Wall Street Journal.

La celebración tuvo como principales invitados a senadores estatales, personajes de negocios, líderes comunitarios, estudiantes universitarios, jóvenes profesionales y ciudadanos interesados. Todos ellos quisieron celebrar juntos el denominado “poder del libre mercado”.

Kimberley Strassel habló de las reformas y regulaciones de impuestos que han tenido impacto en el país y pidió apoyo al Presidente Donald Trump quien quiere mas controles de los estados con respecto a los impuestos, incluyendo a Washington.

La disertante también indicó que la economía estaba en su mejor momento, que en Seattle solo había el 3% de desempleo, y que también estaría disponible un gran incremento de dinero para gastar en educación.

Luego le llegó el turno al Honorable Newt Gingrich. El ex-Congresista abrió su discurso diciendo que la meta que tiene el gobierno ahora no es de dinero sino el de buscar soluciones, que lo que necesita la gente es trabajo y que quieran ir al trabajo.  El disertante también habló de educación y de la baja calidad que hay en algunos estados poniendo como ejemplo una escuela secundaria en Baltimore donde solo el 13% de los alumnus aprobó el test de matemáticas y que esto quería decir que el 87% lo reprobó y es ahi donde se tiene que poner todo el esfuerzo del gobierno para ayudar esos estudiantes porque si no estarían destinados al fracaso y no podrían integrar la fuerza laboral.

El ex-representante pidió mejor educación que es la única manera de salir triunfadores y así poder competir con el resto del mundo, agregando que solo hay que tener un poco de sentido común para lograr el objetivo deseado.

Gingrich se refirió a algunos políticos que quieren hacer grandes cambios y reformas pero por tener tan grandes ambiciones casi nunca logran nada, porque siempre se van a tropezar con la pared de enfrente, a veces es mejor dar pasos pequeños pero siempre hacia adelante para poder lograr el objetivo final.

La cena fue un gran éxito en lo referente a la asistencia ya que se vendieron todas las localidades y el recinto lució un lleno total.

Por Marlo Vilela.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here