SUEÑOS DESTROZADOS

0
2080

Ha pasado un año de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca, y los inmigrantes que llegaron a los Estados Unidos sin documentos que avalen su estadía, han estado en la mira de los servicios de inmigración de los (ICE) .

Aunque en el gobierno de Barack Obama protegió a estos jóvenes con el DACA (Deferred Action for Childhood Arrivals), al llegar Trump al Salón Oval desmonto de manera tajante esta medida y los jóvenes que no tienen ciudadanía, pero han vivido toda su vida en este país y sienten a Estados Unidos como su única patria se sienten compungidos.

Son aproximadamente 800.000 jóvenes provenientes en su mayoría de México los que sueñan con ser ciudadanos norteamericanos y dejar de estar en el limbo legal ante las autoridades inmigratorias.

Y voy a citar dos ejemplos de estos 800.000 jóvenes que trabajan en Estados Unidos aportando con su trabajo y dedicación al mejoramiento de la economía de California.

Una de estas Dreamers es Paloma, trabaja en una agencia de renta de vehículos y me cuenta que desde la llegada de Trump las cosas se han vuelto más complejas pero ella espera un alivio en su status y poder seguir viviendo plácidamente con su familia en California.

El otro caso es el de Dulce, una agraciada joven que trabaja en una compañía de telecomunicaciones que ha vivido desde los dos años de edad, ella proviene del estado de Jalisco y en sus ojos se le ve lo amable y servicial al vender sus productos de telefonía.

Estas personas son las que se levantan todos los días pensando y soñando que con sus actos el gobierno de este maravilloso país les va a otorgar por méritos uno de sus sueños de infancia, ser ciudadano americano.

Por: David O. Brugés Solórzano – Los Ángeles – California

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here