“Fake news” son chismes, pero hasta ahora han sido verdad

0
1225

Por Gustavo A. Montoya

En los últimos meses, se ha levantado la atención hacia reconocer el concepto de “fake news” como algo nuevo.  La realidad es que no es nada nuevo.  Todos sabemos el significado de una noticia mentirosa o una noticia falsa.  ¿Por qué entonces es el tema de “Fake News” relevante ahora? Por el Presidente Donald J. Trump. Desde el tiempo de su candidatura a la presidencia y  los últimos 10 meses como Presidente, él ha atacado a los medios más respetados en Estados Unidos como falsos, lanzando una guerra de “tweets” y comentarios públicos desacreditando al periodismo a través de sus declaraciones en contra de organizaciones como CNN, Huffington Post, New York Times, Washington Post y hasta en algunos casos, Fox News. Inclusive ha llegado a llamar a estos medios como enemigos públicos!

Está claro que aunque los medios tratan de ser lo más profesionales posibles, cada medio va a tener tendencias políticas.  Por ejemplo, Fox News es un medio conservador y tiende a empujar o promover agendas del partido Republicano a la derecha.  Huffington Post es el otro extremo en donde la tendencia liberal es de izquierda. CNN, entre otros, es un medio que tiende ser más neutral, y por eso es que ha sido una sorpresa, para muchos en la industria, la manera como el Presidente Trump a arremetido en contra de CNN directamente llamando a la organización “Fake News”, en lo que hasta la fecha continua transmitiendo noticias relevantes a una investigación del FBI respecto al personal de la campaña presidencial de Trump en posible colusión con Rusia en contra de Hillary Clinton, durante la campaña presidencial del 2016.

Pero esto realmente tampoco es nuevo porque todos sabemos identificar un chisme de una verdadera noticia o hecho real.  Recordemos el viejo experimento de clase en la escuela, en donde hacemos una fila de 20 estudiantes, y le damos un mensaje al primer estudiante para que lo transmita secretamente al estudiante vecino.  Así sucesivamente, el mensaje es transmitido 20 veces uno a uno hasta el último estudiante, y se le pide al último estudiante que declare públicamente el mensaje a toda la clase.  Para la sorpresa de todos, el mensaje público  no es el mismo mensaje original del primer estudiante.

Este es un buen experimento para establecer que el trabajo del periodista es encontrar la fuente de información verdadera, y no la del estudiante numero 20.  Por eso nosotros, como ciudadanos y residentes en nuestras comunidades del Estado de Washington, debemos ser más cuidadosos de no tomar decisiones en base a comentarios de terceras personas, y más bien siempre hacer las preposiciones interrogativas de lógica a todo comentario de una persona, e inclusive de un medio de comunicación: ¿quién, cuándo, porqué, cómo, dónde, cuánto?  Estas preguntas siempre nos llevan a entender el propósito del comunicador y establecer la responsabilidad del mismo frente a su trabajo como periodista o comunicador.  Si se comunica una noticia, el mensaje no puede tener comentarios personales o que cuente un solo lado de la historia. La noticia debe ser neutral y real. Es también importante establecer la diferencia entre una columna de opinión editorial, y la noticia sin la opinión.  Son dos cosas muy diferentes cuando se trata de informarnos a través de cualquier medio.  El profesionalismo del comunicador es el de transmitir una noticia con hechos o evidencias claras, al mismo tiempo que utiliza su entrenamiento en el buen uso de los elementos de comunicación como son lenguaje transparente, sin opiniones.  Por esta razón, Facebook, Tweeter, y demás medios de redes sociales no pueden ser la fuente única de información, ya que son solo opiniones o mensajes sin ser inspeccionados por un proceso editorial o periodístico. La primera enmienda de la constitución de Estados Unidos, protege la libre expresión para todos, y atacar al periodista es de por sí, una violación a la primera enmienda.  Es por eso que nosotros, como consumidores de la información, debemos hacer responsables tanto al Presidente Trump, como a los medios de comunicación en mantener la integridad de la comunicación al público, porque nadie está por encima de la ley, ni siquiera el Presidente de Los Estados Unidos.  Hasta ahora, la investigación del FBI a traído a 4 personas arrestadas y recientemente la confesión de ex Secretario de Defensa Nacional (Flynn) del Presidente Trump, quien le mintió al FBI.  Parece que no eran chismes o “fake news”, como el Presidente lo había dicho.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here