LO QUE PASÓ EN LAS VEGAS!

0
1490

Por: Horacio Ahumada.

Sorpresa no grata fue la que recibimos este lunes con la muerte de casi sesenta asistentes a un concierto de música country en Las Vegas, Nevada, en un acto de terror en manos de un norteamericano que no sabemos sus condiciones de odio, trauma, asociación con terroristas, la misma familia del francotirador esta mas que sorprendida porque jamás se imaginaron que esto pasaría en la familia. Es por ello que tenemos muchas dudas, en primer lugar la cantidad de armas que el asesino cobarde tenía en el cuarto del Hotel Mandalay en el piso numero 32, todo planeado con tiempo y que desde el jueves estaba pertrechándose de armamento y quizás mil balas, porque si sacamos cuentas son 515 heridos y 58 muertos hasta este día que estoy escribiendo esta columna. Cuantas armas, no sé porque los medios dicen diez y otros dicen diez y ocho rifles de alto poder. Tomamos en cuenta que en los Estados Unidos mueren anualmente más de 33 mil personas por causa de las armas, sin embargo va a ser muy difícil que la venta se regularice por el bien de todos, porque delante del bienestar del pueblo está el dinero y con parte de ese dinero se necesita para que nuestros legisladores reciban apoyos en sus campañas electorales, y lo más increíble es que todavía nos soliciten nuestro voto para seguir protegiendo la economía de los fabricantes, vendedores y asociaciones de armas que para ellos estos son más importantes que nosotros, y por supuesto que me refiero a aquellos legisladores que están de acuerdo en recibir recursos y apoyar con su voto a la industria armamentista domestica. Esta masacre supera a la masacre en Florida en el bar de los gays en donde murieron 49 personas, pero lo de Las Vegas no tiene nombre en haberles disparado a personas totalmente indefensas, descubiertas y confundidas al grado de no saber lo que estaba pasando en esos mismos instantes. Aquí se viene presentando otro reto más para el gobierno de Donald Trump, ya que la población lo estará observando y no solo se trata de enviar condolencias a los familiares, sino de ver su actuación en hechos por el bienestar de la población, ya que no fue un musulmán, no fue un hispano, no fue un indocumentado, no fue un refugiado, no fue de una minoría, fue uno que representa la mayoría de la población estadounidense, pues vamos a ver qué va a decir Trump al respecto, porque masacres como estas afortunadamente no lo hemos visto por parte de nosotros los hispanos y espero que el gobierno de los Estados Unidos tome en cuenta que somos gente noble capaces de cuidar este país que tantas oportunidades nos ha brindado, así somos, muy agradecidos y trabajadores, y que desde esta columna me comprometo a difundir las buenas costumbres y el respeto a nuestros semejantes, créanme que voy a aprovechar esta oportunidad para mandar mensajes nacionalistas, es decir de cuidar la ley y el orden,  en vez de que nos vean como humanos de segunda clase, demostremos con hechos y no con solo palabrerías como hoy en día está de moda, voy a poner mi granito de arena. He dicho y lo dejo por escrito. GRACIAS.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here