La ley por debajo de las preferencias

0
2399

Por: Horacio Ahumada

Al momento de estar escribiendo esta columna, está en marcha un proceso que de ser sencillo ahora es muy complicado, me refiero al nombramiento del Juez Neil Gorsuch candidato de Donald Trump para ocupar el noveno puesto vacante en la Suprema Corte de los Estados Unidos, quien acaba de ser aprobado por el comité especial para que la Cámara Alta dé su votación, y podría ser muy sencillo donde de 100 senadores la aprobación seria 51 votos a su favor  entonces lo aceptarían como el Noveno Juez, pero vale más maña que fuerza, y aquí el sistema de gobierno-político es pura maña, ya que los demócratas definitivamente le darán largas al asunto a través de puro bla, bla, bla y así llevarla hasta lograr que la votación sea de 60 votos para su victoria y no 51, por supuesto que de esta manera (filibustero) jamás podría obtener los votos necesarios ya que son 52 senadores republicanos, esto quiere decir que se necesitarían 8 votos demócratas para alcanzar la aprobación y por supuesto como esto nunca se daría, entonces se vendría a la carga la “opción nuclear” que los republicanos tendrían que cambiar las reglas del juego parlamentario.

Para que se den una ligera idea de lo complicado que hacen las cosas en este país, pero así de complicadas tenemos que enterarnos de quienes rigen nuestros destinos en este país.

Les recuerdo que Senadores, Representantes, Presidente y en última instancia los nueve jueces de la Suprema Corte son los que aprueban o vetan las leyes de este gran país. Pero me llena de vergüenza el saber que las Leyes aquí están por debajo de las preferencia.

Aquí hay tres preferencias, los que piensan conservadoramente, los que piensan liberalmente y los indecisos, que a veces les hacen llamar “columpios”. Desafortunadamente las leyes pasan a segundos términos y en primer término sobresalen las preferencias, los pensamientos y no la realidad, si seguimos en este camino estaremos caminando muy frenados a cada rato porque a los señores que tenemos como nuestros representantes realmente no lo son, son representantes de intereses personales o de terceros que van de acuerdo a sus pensamientos o interese, de seguir así la cosa Estados Unidos estará atorado y les recuerdo a estos señorones que son a cientos de millones de personas a quienes le deben su puesto y no a unos cuantos miles que a lo mejor les defienden su manera de pensar o la manera de distribuir el presupuesto y de la toma de decisiones que hacen.

Esto lo hacen tan complicado que la mayoría no entendemos este sistema tan complejo de gobernar, que aunque usted no lo crea en estos momentos hasta el presidente de esta gran nación ya está batallando con demandas en contra de su manera de gobernar y ni siquiera llega a los cien primeros días de su gobierno. El futuro se ve incierto para este sistema político y sobre todo para Donald Trump. MUCHAS GRACIAS.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here