Segundo debate presidencial

0
1126

Por: Horacio Ahumada.

Estimados lectores, una vez más el debate presidencial, que en esta ocasión fue el segundo, resultó para mi gusto de muy baja calidad, sobre todo por parte de Donald Trump, a quien no le quedo otra más que sacar el tigre  rabioso que trae por dentro, ante la presión que estaba sufriendo a raíz del video publicado donde se expresaba de una manera muy corriente en la manera de conquistar a las mujeres cuando alguien es famoso, y lo dijo junto a un conductor de televisión que obviamente ya fue suspendido por su participación de muy mala forma con Trump.

Me da mucha pena haber visto un segundo debate presidencial tan corriente y sobre todo dándole la misma importancia a los emails de Hillary Clinton, pero ahora Trump también se enfocó en las infidelidades de Bill Clinton, cosa que a muchos de nosotros no nos interesa, porque sabemos que en el mundo de la política y el poder este tipo de situaciones se presentan muy frecuentemente, además que esas cosas de las infidelidades se arreglan privadamente entre parejas y ellos tomaran la decisión de seguir juntos o separarse.

Una frase que Trump dijo fue que si llegara a ser presidente pondría a Hillary en la cárcel, pero desafortunadamente otra vez la frase de que fue una broma, esto no trae ninguna gracia de que a cada momento mencionen que declaraciones tan fuertes venidas de la boca de un candidato a la presidencia del país más poderoso del mundo sean tomadas posteriormente como broma.

Muchas cosas más que no valen la pena así como en lo personal este segundo debate no valió nada haber invertido mi tiempo en estar de espectador durante más de hora y media, quizás me hubiese convenido mas haber lavado y aspirado mi carro durante ese tiempo, con todo esto creo que el tercer debate será uno de los menos vistos este 19 de Octubre, porque en lo personal me da pereza mental y física sacrificar mi tiempo en ver algo parecido o igual, ya que todos queremos ver una lista de necesidades que tenemos como residentes de este país y ver la manera de como los debates pueden solucionarlos cada uno a su manera y no tantas tonterías que rebajan la calidad de los políticos estadounidenses.

Y por todo esto, los republicanos no dejan de pegarse en la cabeza con el arrepentimiento que por la boca tan grande de Trump sepan que van a perder fácilmente un gran porcentaje de los votos inclusive de sus mismas filas que optarían por darle su voto a Clinton o a los Libertarios, perderán gran porcentaje del voto femenino, minorías asiáticas, musulmanas, hispanas y sobre todo afroamericanas, pienso que no habrá grandes sorpresas este 8 de Noviembre.

La verdad ya queremos que se acabe este teatro-carpa tan corriente de hacer política y esperemos no volver a tener que hacer comentarios de Donald Trump y que ese nombre quede enterrado en el cementerio político, aunque este personaje de político no tiene nada. MUCHAS GRACIAS.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here