Los pueblos indígenas del mundo se unen contra las injusticias en Washington

0
261

Washington, 18 ene (EFEUSA).- Decenas de colectivos indígenas y comunidades tribales del país y de otras partes del mundo celebraron hoy en Washington la primera marcha internacional por los derechos de los pueblos nativos, aún víctimas de la opresión y la inseguridad en muchos rincones del planeta.
Congregados en la zona monumental de la capital, frente a la estatua de Abraham Lincoln, varios centenares de activistas, miembros de tribus y familias indígenas reivindicaron una mayor sensibilidad internacional ante los problemas que afronta este colectivo diverso a lo largo del mundo.
Entre sus reivindicaciones mencionaron la protección de las tierras tradicionales; una mayor seguridad para las mujeres indígenas, que sufren altas tasas de violencia e impunidad; y asuntos relacionados con la discriminación en la cultura popular.
“No vengo aquí a pedir nada porque no tenemos que solicitar permiso a nadie, he venido para llamar a la acción y para defender los derechos humanos de los indígenas”, argumentó en declaraciones a Efe Daises Francour.
Francour pertenece a la tribu de Oneida, una comunidad indígena reconocida en el estado de Wisconsin, y viajó hasta Washington para unirse con integrantes de otras agrupaciones.
Además de la marcha de hoy, el domingo se celebrará una reunión entre líderes indígenas en la que explorarán nuevas formas de unirse para “garantizar la protección de sus derechos dentro y fuera de sus territorios” y “revitalizar” las identidades de los pueblos.
Así, Francour mencionó la defensa de las tierras tradicionales “que no corren la misma suerte que la suya” y se ven amenazadas por la especulación y otros intereses que expulsan a poblaciones y familias asentadas.
En su proclama, el Movimiento de los Pueblos Indígenas, coordinador de la marcha, pidió “hacer valer los derechos inherentes y los tratados para proteger y administrar las tierras tradicionales, las vías fluviales y poder participar en nuestra cultura ancestral”.
Asimismo, una de las reivindicaciones más repetidas y coreadas durante la manifestación pidió justicia y protección para las mujeres indígenas, muy vulnerables ante los abusos de poder y desprovistas en ocasiones de amparo.
“Los asesinatos y desapariciones de mujeres indígenas registran estadísticas mayores que las de ningún otro grupo o raza”, explicó Ruth, llegada desde Dakota del Norte.
Ruth y sus acompañantes portaron pancartas con las siglas MMIW, que nombran en inglés a las “Mujeres Indígenas Desaparecidas y Asesinadas”, un problema reconocido por Canadá como una “emergencia nacional” y ante el que el Congreso estadounidense aprobó el año pasado una iniciativa legislativa para apoyar y mejorar el sistema de denuncias.
“No más hermanas robadas” exigió una pancarta frente al obelisco de George Washington, donde recordaron a las madres, abuelas e hijas de varias de las personas congregadas que desaparecieron o sufrieron violencia.
Durante la protesta, numerosos discursos demostraron la multitud de peticiones y reivindicaciones por los que se moviliza la comunidad de pueblos indígenas.
Algunas de ellas estaban muy vinculadas con la cultura popular como el polémico nombre del equipo de fútbol americano de Washington, Red Skins (Pieles Rojas), en referencia a las características físicas de los pobladores indígenas que habitaban el continente antes de su conquista.
Sobre este asunto, la activista Amanda Blackhorse explicó que “es un nombre que señala a un colectivo que ha sido generalmente discriminado” y conlleva asociada “una connotación negativa hacia los indígenas estadounidenses”.
“Numerosos estudios en ciencias sociales demuestran que los estereotipos hacia las personas reducen su autoestima, muchos nativos se sienten mal cuando ven estas marcas que les señalan”, justificó Blackhorse, quien pertenece a la comunidad Navajo, la más numerosa en el país.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here