López Obrador llama a mexicanos a no colaborar con huachicoleros

0
71

México, 10 Ene (Notimex).- El presidente Andrés Manuel López Obrador señaló que no se dará un paso atrás en el combate a la corrupción y llamó a los pobladores que viven cerca de los ductos de Pemex a no colaborar con quienes se dedican al robo de combustible, porque los ingresos que obtenían en esa actividad ilícita los tendrán mediante programas de empleo y becas del gobierno federal.

Nuevamente pidió el apoyo de los mexicanos, “porque el pueblo de México es honesto, esa es una gran virtud que tiene, no es corrupto, la corrupción se da de arriba para abajo”, y aseguró que durante mucho tiempo han intentado corromperlo, pero no lo han logrado porque millones de mexicanos, familias, comunidades, actúan con honestidad.

Además, dijo en conferencia de prensa, se reforzará la vigilancia en los ductos, donde cuatro mil elementos de las Fuerzas Armadas de México trabajan en la vigilancia, pero se robusatecerá y se instalarán bases a cada determinada distancia a lo largo de mil 600 kilómetros de la red que integran los seis principales ductos de gasolina, para evitar el huachicoleo.

Explicó que el problema de la escasez de gasolinas en la Ciudad de México es resultado del sabotaje a un ducto de conducción que va de Tuxpan a Azcapotzalco, el cual fue reparado ayer miércoles; sin embargo, por la noche volvieron a bloquear esa vía de suministro, por lo que se tuvo que cerrar, pero ya “se avanzó bastante y vamos hacia la normalidad en la capital, el Estado de México y en otras entidades”, dijo.

Agradeció a la jefa de Gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, a empresarios transportistas, a trabajadores de Petróleos Mexicanos (Pemex), a las policías Federal, Naval y Militar por su apoyo, y a los ciudadanos que están resistiendo y que no han acudido asustados por la propaganda a llenar el tanque de combustible, así como a los distribuidores de hidrocarburos que no han abusado aumentando el precio.

Acompañado de los secretarios de Trabajo y Previsión Social, Luisa María Alcalde; de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, y de Seguridad y Protección Ciudadana, Alfonso Durazo, recordó que con el combate al robo de combustible se busca terminar con la corrupción y con el huachicoleo, para que no haya delincuencia dedicada al robo de bienes públicos ni de cuello blanco.

López Obrador expuso que hoy inicia una nueva etapa para reforzar la vigilancia en ductos, se continuará con los repartos a través de pipas a las gasolinerías y de manera paulatina se irá normalizando la situación.

“Tenemos gasolina suficiente, diésel y turbosina, no hay un problema de escasez de combustibles en el país, tenemos reservas suficientes y en tránsito, más abasto de combustibles, no puedo decirles por razones obvias en qué cantidad, pero suficiente para resistir sin problema, para que no se desesperen, para que no haya pánico”, reiteró.

En conferencia matutina mostró un video donde se observa cómo sale la gasolina en el ducto de Tuxpan a Azcapotzalco, así como fotografías de una estación de almacenamiento de hidrocarburos robados en la carretera de Monterrey a Reynosa, que son sistemas paralelos de distribución que se están desmantelando, precisó.

También asistió el director general de Pemex, Octavio Romero Oropeza, quien explicó que en México se producen 200 mil barriles diarios de gasolina y se compran en el extranjero 600 mil barriles diarios.

Sobre las refinerías, detalló que algunas están paradas y otras producen 20 o 30 por ciento, por lo que forman parte del plan de rescate.

El Ejecutivo federal aseguró que el precio de la gasolina que se entrega a distribuidores, es el más bajo, lo que les deja un mayor margen de utilidad, debido a que el costo de la gasolina en el mercado internacional está bajando y Pemex está cuidando comprar a mejores tarifas.

El mandatario adelantó que hoy inicia el programa “Jóvenes construyendo el futuro”, donde se enlazará a los primeros tutores que son comerciantes, empresarios, dueños de talleres, con los jóvenes aprendices a quienes se va a formar y capacitar, a los cuales el gobierno federal les pagará un salario de tres mil 600 pesos mensuales.

Abundó que se trata de un programa amplio, universal, para todos los jóvenes y para el cual se tiene un presupuesto de 44 mil millones de pesos. En caso de requerirse mayor recurso, se realizarán transferencias y se conseguirán más, porque se trata de una estrategia prioritaria.

Invitó a los dueños de talleres, comercios, pequeñas empresas, prestadores de servicios y de todos los sectores que quieran participar en el programa “Jóvenes construyendo el futuro”, que ayuden y se conviertan en maestros de los aprendices.

“Que todos ayudemos a que los jóvenes se alejen de las tentaciones, que no se vean obligados a tomar el camino de las conductas antisociales. Esto es lo mejor, lo preventivo, el dar opciones, el dar alternativas para vivir con tranquilidad, en paz”.

Deja un mensaje /Leave a Reply