Dos récords mundiales estadounidenses en relevos, botín de la jornada

0
245

Washington, 12 dic (EFE).- Los récords mundiales conseguidos por los equipos estadounidenses del 4×50 estilos femenino y del 4×50 libre mixto son lo más destacado de la segunda jornada de finales de los Mundiales de piscina corta que se disputan en Hangzhou (China).
Además de estos dos récords, el protagonismo ha corrido a cargo de la espaldista estadounidense Olivia Smoliga, que formó parte del cuarteto que ganó el oro de los 4×50 estilos y después se ha colgado el oro en los 100 espalda.
Las estadounidenses del 4×50 estilos nadaron en 1:42.38 y rebajaron el récord que también tenían en su poder desde hace un par de años en Windsor (Canadá), establecido en 1:43.27. El equipo está también formado por Katie Meili, Kelsi Dahlia y Mallory Comerford. Las chinas (1:44.31) han sido plata y las holandesas (1:44.57), bronce.
En el relevo, Olivia Smoliga se ha convertido en la primera estadounidense en bajar de 26 segundos en los 50 espalda (25.97) por lo que ha batido el récord de su país en piscina corta de la distancia, hasta hoy en poder de Ali DeLoof (26.12).
El protagonismo de la nadadora de Illinois se ha reafirmado en la penúltima carrera de la sesión, los 100 espalda, prueba en la que se ha colgado el oro (56.19) superando a la principal favorita, la húngara Kattinka Hosszú (56.26), que es la plusmarquista mundial de la prueba. El bronce ha sido para la británica Georgia Davies (56.74).
En la final que ha cerrado la sesión, la de los 4×50 libre mixto, los estadounidenses también se han llevado el oro y con récord mundial incluido. El cuartero formado por Caeleb Dressel, Ryan Held, Mallory Comeford y Kelsi Dahlia han nadado en 1:27.89, medio segundo más rápido que el equipo holandés que tenía el récord desde diciembre de 2017 (1:28.39).
Más allá de estas dos plusmarcas mundiales en pruebas de relevos, la segunda sesión de finales, con ocho títulos mundiales en juego, no dio mucho más que un récord de los Campeonatos del sudafricano Cameron van der Burgh en los 100 braza.
El nadador de Pretoria ha ganado la final con 56.01 y ha rebajado en 28 centésimas el récord de los Campeonatos que tenía Felipe França da Silva, pero se ha quedado lejos de su plusmarca mundial (55.61) conseguida por Van der Burgh en 2009.
En esta carrera, el bielorruso Ilya Shymanovich fue plata (56.10), mientras que el japonés Yasuhiro Koseki (56.13) ha sido bronce y ha batido el récord asiático en esta prueba.
El estadounidense Ryan Murphy se ha impuesto al chino Xu Jiayu en los 100 espalda, un duelo en el que el campeón olímpico ha ganado al plusmarquista mundial por 3 centésimas de diferencia (49.23-49.26). Tercero ha sido el ruso Kliment Kolesnikov (49.40), plusmarquista mundial junior.
La húngara Katinka Hosszú y la estadounidense Kelsi Dahlia mantuvieron un gran duelo en los 200 mariposa que se ha decantado en favor de la europea por estrecho margen. Hosszú ha parado el crono en 2:01.60, muy lejos del récord mundial de Mireia Belmonte (1:59.61).
La marca de Dahlia (2:01.73) es nuevo récord americano. El podio lo ha completado la plusmarquista mundial japonesa Suzuka Hasegawa (2:04.04).
En los 50 braza mujeres, la jamaicana Alia Atkinson, que también es plusmarquista mundial de la distancia, se ha impuesto con autoridad (29.05) por delante de la lituana Ruta Meilutyte (29.38) y de la italiana Martina Carraro (29.59), mientras que en los 200 libre el título es propiedad del estadounidense Blake Pieroni (1:41.29), el lituano Danas Rapsys ha sido plata (1:41.78) y el australiano Alexander Graham (1:42.28), bronce.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here