Ivanka, Maduro y Felipe VI, protagonistas en traspaso del poder en México

0
169

México, 1 dic (EFE).- El líder izquierdista Andrés Manuel López Obrador fue investido hoy presidente de México en una ceremonia en el Congreso mexicano donde fue arropado por la mayor representación extranjera en una toma de posesión en la historia del país, compuesta por una veintena de jefes de Estado y de Gobierno.
La asesora de la Casa Blanca Ivanka Trump, hija del presidente estadounidense Donald Trump, fue una de las grandes protagonistas de la jornada al sentarse durante la ceremonia junto con la esposa de López Obrador, Beatriz Gutiérrez Müller.
“Quiero destacar que desde el día de mi elección (el 1 de julio) he recibido un trato respetuoso del presidente Donald Trump, a quien agradezco que en plan de amistad haya enviado a esta ceremonia a su hija Ivanka”, dijo López Obrador en su primer discurso como presidente.
Tras estas palabras, Ivanka Trump, que vestía un elegante traje blanco de dos piezas, se puso de pie sonriente, saludó con la mano e hizo un tímido gesto con los hombros mientras parte del hemiciclo la aplaudía.
La hija del líder estadounidense acudió a la ceremonia sin su esposo Jared Kushner, quien fue condecorado el viernes por el Gobierno mexicano en agradecimiento a su labor durante las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte.
Previamente, López Obrador había celebrado la asistencia a su investidura del vicepresidente estadounidense Mike Pence y de su esposa, Karen Pence, quienes también se encontraban en el palco de autoridades de la Cámara de Diputados.
Quien no llegó a tiempo al Palacio Legislativo fue el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, quien acudió directamente al Palacio Nacional, donde López Obrador encabezó un encuentro privado con líderes extranjeros tras ser investido.
Eso no evitó que desde la bancada del derechista Partido Acción Nacional (PAN) se desplegara durante la toma de posesión una gran pancarta con la cara del mandatario venezolano y la frase “Maduro, no eres bienvenido”.
Cuando López Obrador agradeció durante su discurso la presencia de Maduro, gesto que hizo con todos los jefes de Estado y de Gobierno, los legisladores del PAN gritaron repetidamente “Dictador, dictador”.
En contraste, el rey Felipe VI de España, que asistió a la investidura de un presidente latinoamericano por primera vez desde que llegó al trono en 2014, fue uno de los dignatarios que más aplausos cosechó por parte de los legisladores.
“También agradezco, por los lazos de historia y de cultura que nos unen, la presencia de Felipe VI, rey de España”, dijo López Obrador sobre el monarca, sentado en una parte central del palco de autoridades.
La mayoría de jefes de Estado latinoamericanos asistieron a la ceremonia, como el presidente de Bolivia, Evo Morales, a quien López Obrador saludó como “amigo” y que recibió una ovación por parte de legisladores indígenas.
También presenciaron la toma de posesión los presidentes de Colombia, Iván Duque; de Cuba, Miguel Díaz-Canel; de Ecuador, Lenín Moreno y de Perú, Martín Vizcarra.
De hecho, López Obrador recordó en su discurso el legado tanto del libertador Simón Bolívar como del líder independentista cubano José Martí, considerados padres de diferentes países latinoamericanos.
Pero no todos los asistentes al acto eran autoridades extranjeras. También acompañaron a López Obrador figuras destacadas como el magnate Carlos Slim, el cantautor cubano Silvio Rodríguez o la escritora Elena Poniatowska, entre otros.
El nuevo presidente mexicano mencionó desde la tribuna de la cámara a Miguel Ángel Revilla, amigo personal y presidente de la comunidad autónoma española de Cantabria, tierra natal del abuelo de López Obrador.
De hecho, Revilla ha pasado los últimos días hospedado en el rancho de López Obrador en la selva del sureño estado de Chiapas junto con Silvio Rodríguez y el líder de los laboristas británicos Jeremy Corbyn, quien también acudió a la ceremonia.
En un momento marcado por la travesía de miles de migrantes centroamericanos que cruzan México con destino a Estados Unidos, acudieron a la investidura los presidentes de Guatemala, Jimmy Morales; de Honduras, Juan Orlando Hernández, y de El Salvador, Salvador Sánchez Cerén.
Shen Yueyue, vicepresidenta de la Asamblea Popular de China, y Kim Yong Nam, presidente de la Asamblea Suprema del Pueblo de Corea del Norte, también asistieron a la toma de posesión en la que López Obrador se convirtió en el primer presidente izquierdista de México desde Lázaro Cárdenas (1934-1940).
El primer ministro portugués, António Costa; la gobernadora general de Canadá, Julie Payette, y las vicepresidentas de Argentina y Uruguay, Gabriela Michetti y Lucía Topolonsky, también formaron parte de la larga lista de representantes extranjeros.

Deja un mensaje /Leave a Reply