Cadena perpetua a “El Licenciado”, sucesor de “El Chapo” en Sinaloa

0
136

Alexandria (EFEUSA).- Un juez federal en Alexandria (Virginia) sentenció a cadena perpetua al narcotraficante mexicano Dámaso López Núñez, “El Licenciado”, considerado uno de los sucesores de Joaquín “El Chapo” Guzmán al frente del Cártel de Sinaloa, tras declararse culpable de narcotráfico.
A sus 52 años, López conoció que deberá pasar el resto de su vida en prisión en virtud de una condena que tanto su defensa como la fiscalía habían solicitado y que, en caso de ser revisada, aún le acarrearía un período de libertad vigilada durante cinco años más.
En la audiencia, a la que López entró sonriendo y lanzando besos a una decena de seres queridos presentes en la sala, el juez también aceptó la petición de la fiscalía de que se le realice al acusado un embargo por valor de 25 millones y optó por no imponer ninguna multa añadida.
“Una disculpa a todo el pueblo de Estados Unidos”, apuntó López en su última intervención del día, en la que también dio gracias al magistrado del caso, Thomas Ellis, y de la que se retiró despidiéndose de los presentes y señalándose el corazón.
Ellis enfatizó que el delito es “una ofensa muy seria” y que, por ello, la sentencia debería tener un efecto disuasorio para él y otros narcotraficantes.
La sesión se inició con una conversación amigable sobre las variantes del lenguaje español entre el abogado de origen cubano de López y el magistrado del caso -nacido en Colombia- durante la que Ellis recordó que su padre acogía a refugiados cubanos y que cuando hablaba con ellos le sorprendía que emplearán palabras distintas para referirse a lo mismo.
“Siempre pensaba que el español colombiano era el correcto”, recordó el juez durante una escena que provocó las risas de los presentes.
Vestido con un mono verde con la palabra “prisionero” a la espalda, la defensa de López solicitó que el ya condenado cumpliera la pena en una cárcel federal de la región suroeste del país, algo que el juez Ellis reclamó a la oficina de prisiones federal, “ya que el acusado es de México”.
Como parte del acuerdo de culpabilidad, firmado el 28 de septiembre y en el que “El Licenciado” aceptó cooperar con la justicia estadounidense, este reconoce que entre 2001 y 2017 trabajó en el Cártel de Sinaloa, donde llegó a convertirse en uno de los principales líderes.
En ese documento judicial, “El Licenciado” asume que fue partícipe de una conspiración para distribuir “mucho más” de 450 kilos de cocaína durante el tiempo que estuvo en la organización, que se encuentra entre los cinco grupos “criminales trasnacionales” que son prioridad del Departamento de Justicia.
Asimismo, ha confesado que accedió a la banda criminal después de que, como alto funcionario de seguridad en la prisión de Puente Grande, ayudara a “El Chapo” a mantener comunicaciones ilegales con el exterior cuando se encontraba en estas instalaciones.
Dentro de la confesión, también ha apuntado que, bajo su dirección, otros miembros de la entidad realizaron pagos de sobornos a funcionarios “para corromperles” con el fin de lograr algunos objetivos del cártel.
Entre esas metas se encontraban garantizar el tráfico de droga por México sin que fuera interceptada; garantizar la liberación de presos; torpedear las extradiciones; y lograr nombramientos gubernamentales de personas favorables a la organización.
Como parte de la confesión, López también asegura que el cártel contrataba sicarios y matones para llevar a cabo “numerosos actos de violencia, incluyendo asesinatos, secuestros, torturas y recolectas forzosas de deudas”.
López, extraditado al país el pasado 6 de julio, fue detenido el 2 de mayo de 2017 en Ciudad de México y la Secretaría de Relaciones Exteriores de México anunció en enero que había accedido a la petición de extradición de las autoridades.
El narco es apodado “El Licenciado” por sus estudios en la carrera de Derecho.
El hijo de López, Dámaso López Serrano, conocido como “el Mini Lic”, se entregó en julio de 2017 a agentes de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA) en la frontera con México y firmó un acuerdo de culpabilidad supuestamente a cambio de colaborar con las autoridades.
La sentencia contra “El Licenciado” coincide con la celebración del juicio del “Chapo” en Nueva York, una causa en la que se especuló que el nuevo condenado podría cooperar, aunque no ha trascendido si finalmente sucederá en este caso.

Deja un mensaje /Leave a Reply