Crece “criminalización de compasión” en torno a migrantes Cruz Roja 

0
58

Nueva York, 10 Jul (Notimex).- Varios gobiernos promulgan leyes que penalizan la asistencia humanitaria para inmigrantes indocumentados, lo que significa que se extiende la “criminalización de la compasión” en torno a las poblaciones más vulnerables del mundo, alertó la Cruz Roja.

En un informe emitido este martes, la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (IFRC), destacó que tales leyes prohiben la búsqueda y el rescate, así como la asistencia de emergencia para los migrantes indocumentados.

“Esta criminalización de la compasión es extremadamente preocupante y podría socavar más de un siglo de estándares y normas humanitarias”, afirmó Francesco Rocca, presidente de la IFRC.

Añadió que “la idea de que la posibilidad de asistencia básica o búsqueda y rescate de alguna manera actúa como un factor de atracción para la migración es simplemente falsa. La gente decide moverse por razones que son mucho más profundas que esto”.

Presentado en la sede de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), el documento también señaló que las políticas de inmigración restrictivas crean un “nuevo orden amurallado” que impide a los migrantes vulnerables el acceso a los servicios básicos así como a la ayuda humanitaria.

“Todas las personas, independientemente de su estatus migratorio, deberían tener acceso a servicios básicos y asistencia humanitaria. No es necesario maltratar a las personas para tener un control fronterizo adecuado”, señaló Rocca.

Destacó que evitar el acceso de los migrantes a una alimentación adecuada, atención médica básica y asesoramiento legal sobre sus derechos es completamente inaceptable. Subrayó que todos los seres humanos “tienen derecho a ser tratados con dignidad y respeto”.

El documento resaltó que “si bien hay margen para el desacuerdo sobre la política de migración, no existe un objetivo político que pueda justificar el sufrimiento de las personas vulnerables, incluidos los migrantes”.

En todo el mundo, los migrantes, especialmente los migrantes irregulares, enfrentan crecientes barreras para acceder a servicios esenciales que son críticos para su supervivencia y dignidad básica. Estos incluyen salud y cuidado, refugio, comida y asistencia legal, de acuerdo con la IFRC.

Titulado “Nuevo orden amurallado: cómo las barreras a los servicios básicos convierten la migración en una crisis humanitaria”, el texto identifica factores que van desde lo obvio, como el miedo al acoso, el arresto o la deportación, hasta los costos prohibitivos y las barreras culturales.

La presentación del informe coincidió con la sexta y última ronda del Pacto Mundial de la ONU para la Migración Segura, Ordenada y Regular, un esfuerzo que encabezan México y Suiza.

En ese sentido, la IFRC destacó que es necesario que los gobiernos garanticen que sus leyes, políticas, procedimientos y prácticas nacionales cumplan con las obligaciones existentes en virtud del derecho internacional y aborden las necesidades de protección y asistencia de los migrantes.

Específicamente, la IFRC hizo un llamamiento para que los Estados permitan a agencias humanitarias proporcionar servicios a migrantes independientemente de su estatus y sin temor a ser arrestados, como asesoría legal, información sobre derechos, primeros auxilios, atención básica de salud y alojamiento.

Instó además a impedir que proveedores de atención médica y agencias de ayuda proporcionen información sobre las personas a las que asisten a las autoridades encargadas de hacer cumplir las leyes migratorias.

Propuso asimismo identificar los factores que impiden que los migrantes accedan a los servicios de salud esenciales, y garantizar leyes, políticas, procedimientos y prácticas para que se cumpla el derecho internacional y se aborden las necesidades de protección y asistencia de los migrantes.

Deja un mensaje /Leave a Reply