“¿Qué pasa, U.S.A.?” regresa como una cápsula del tiempo 40 años después

0
59

Miami (EFEUSA).- “¿Qué pasa, U.S.A.?”, la primera teleserie en “spanglish” que utilizó el costumbrismo para mostrar la adaptación de una familia hispana en Estados Unidos, regresa en formato teatral 40 años después de su estreno y con la convicción de que sigue funcionando como una “cápsula del tiempo”.
El productor Nelson Albareda tenía 8 años cuando compartió con su abuela los 39 episodios de la familia cubana Peña, algo que lo dejó marcado para siempre, por lo que no se detuvo hasta llevar al teatro “Qué pasa U.S.A.? today”, la obra que se estrena este jueves en el Adrienne Arsht Center de Miami.
“Para cualquier emigrante de entre 35 y 65 años de edad, incluso para algunos recién llegados, ‘¿Qué pasa, U.S.A.?’ significa mucho, pues la serie capturó lo que es la emigración y ser criado entre dos culturas”, explica en una entrevista con Efe Albareda, director de la empresa Loud and Live, que se ha encargado del montaje.
Según el productor, se trata de una serie que comenzó en 1977 como una sencilla apuesta de la televisión pública de Miami, la WPBT, para convertirse “en un fenómeno social y de culto”.
“Entre risas y llantos”, Albareda, un cubano-estadounidense que por nostalgia y afición ha producidos espectáculos con Cachao, Willy Chirino y Celia Cruz como figuras centrales, se “bebió” las cuatro temporadas, al igual que hicieron cientos de miles de telespectadores de Estados Unidos.
“Muchas cosas han cambiado y otras no, pero sí estoy seguro de que no pocos estadounidenses aprendieron español con ‘¿Qué pasa..'”.
“No intentamos recrear la serie, sino actualizarla. Miami ahora no es solo cubana. Aquí convivimos con muchos afroamericanos, venezolanos, colombianos y una generación nueva de cubanos, de manera que están todos en este show”, adelanta.
Para él, se trata de una teleserie que, además de adelantarse en el tiempo, “nos muestra cómo nos vemos nosotros mismos, cómo nos reímos de nuestra cultura de una manera sana”.
El guión de “Qué pasa U.S.A.? today” está escrito por Patrick H. Pino, un cubano que antes de vivir en España vivió en Miami, mientras que la dirección escénica le corresponde a Gonzalo Rodríguez.
Según Albareda, “fue difícil convencer a los actores originales, pues dicen que las segundas partes nunca fueron buenas”, pero no fue así conseguir la autorización de la WPBT.
El elenco trae de vuelta al entonces cuarteto joven de la serie, compuesto por Ana Margo (Carmencita), Connie Ramírez (Violeta) Barbara Ann Martin (Sharon) y Steven Bauer (Joe), en sus mismos roles aunque a la vuelta de tiempo.
Se suman ahora las actrices Martha Picanes (Encarnación), Vivian Ruiz (Asunción) y Tania Guzmán (Barbarita), junto a la cantante, actriz y bailarina Grethel Ortiz (Amber) y los actores Rodolfo Jaspe (Joey), Ariel Teixidó (Yanko), Nick Simmons (Andrew) y Eduardo Wasveiler (Raymundo).
Luego de varios años fuera de los escenarios y convertida en la portavoz de la empresa León Medical Center, Ana Margo no dejó de sorprenderse cuando la convocaron para retomar su Carmencita.
“Les dije que sí, y lo voy a hacer por varias razones: la nostalgia es la más importante, pero también creo que el público se lo merece”, confesó la actriz a Efe.
“Fue una época muy bella de mi vida, una experiencia fabulosa”, reconoce esta mujer a quien se le acercan para saludarla en lugares tan distantes de Miami como Colorado.
“Yo respondo por ese nombre (Carmen); ha sido así durante toda mi vida. Me gusta recordar el pasado, pero no regresar al pasado, y eso me pasa también con los novios”, apuntó.
Según dijo la actriz, ahora hay “una cuarta generación que está viendo el programa”. “Vvoy a los colegios y esos nietos de los de mi generación entienden las vicisitudes que pasamos los emigrantes cuando llegamos”.
Margo, que llegó de Cuba siendo niña y cuyos padres fundaron en Miami la Sociedad Pro Arte Grateli, que hasta hace muy poco tiempo apoyó mayormente el arte lírico, dice sentirse “como en una cápsula del tiempo”.
“He vuelto a ensayar con ellos (Connie, Seteven, Bárbara) y compruebo que la química sigue exactamente igual. Es como si el tiempo se paralizara”.
“Los hilos de plata nos unen pero a veces no los vemos. Esta obra la podrían poner en Broadway y tendría éxito, pues refleja Estados Unidos en estos momentos. Es bilingüe, todo se mantiene igual excepto que el tiempo ha pasado”, matizó.
La apertura cuenta con una alfombra roja en el Adrienne Arsht Center y luego otras ocho funciones, incluyendo algunas matinés, hasta el 26 de mayo.

Deja un mensaje /Leave a Reply