Butler completamente recuperado y Long tendrá a Brady como su gran objetivo

0
315

Minneapolis (EFE).- Los Patriots de Nueva Inglaterra y los Eagles de Filadelfia completaron otra jornada más de entrenamientos de cara al partido de la 52 edición del Super Bowl que el domingo disputarán en el U.S. Bank Stadium con recuperación del esquinero Malcolm Butler como gran novedad.
Después de verse afectado por la gripe que le impidió viajar el lunes con el resto de los jugadores de los Patriots, Butler está ya reintegrado por completo a los entrenamientos y el legendario entrenador en jefe del equipo de Nueva Inglaterra, Bill Belichick, ya cuenta con él para el partido del domingo.
“Me encuentro en perfectas condiciones físicas y estaré listo para lo que necesite el equipo cuando llegue la hora del partido del domingo”, declaró Butler. “Todo ha sido superado de manera positiva con el gran trabajo que han hecho los doctores”.
Butler alabó todo el apoyo que ha tenido tanto de los preparadores físicos como de los entrenadores del equipo a la hora de asegurar que no corría ningún riesgo con su salud.
Butler ha disputado con los Patriots cada partido de la temporada regular y logró 98.7 de porcentaje en jugadas defensivas, mientras su duración y disponibilidad permitió al equipo no sentir las bajas por distintas lesiones de los dos esquineros estelares como son Stephon Gilmore y Eric Rowe.
La figura de Butler en el juego defensivo de los Patriots ha sido determinante desde que protagonizó la interceptación decisiva en el partido de la 49 edición del Super Bowl que los Patriots ganaron (28-24) en el 2015 a los Seahawks de Seattle.
Butler pasó de ser un jugador relativamente desconocido al héroe de los Patriots, que gracias a su acción consiguieron el cuarto título de Super Bowl.
Pero la acción no cambió para nada la manera de pensar de Butler, que considera que cada día tiene que ganarse el derecho a estar con el equipo y ahora más que nunca cuando de nuevo está ante otra oportunidad de disputar el partido por el título de campeones.
También tendrá esa oportunidad su excompañero el ala defensiva Chris Long, que el año pasado jugó el Super Bowl con los Patriots y este año lo hará con los Eagles, donde espera convertirse en una pesadilla para el mariscal de campo Tom Brady, quien ya bromeó que no fuese muy duro con él y respetase su edad.
“Sabe todo el respeto que le tengo porque es un gran jugador y persona, pero no voy a caer en su trampa de la estrategia sicológica de cara al partido”, comentó Long, de 32 años, que además este año todo el dinero que va a ganar cerca de cinco millones lo va a entregar a una fundación de ayuda a los niños más necesitados.
Long, al igual que el corredor LeGarrette Blount, también exjugador de los Patriots, están buscando unirse al pequeño grupo de jugadores que han ganado un Super Bowl, de manera consecutiva, con equipos diferentes.
Es un grupo encabezado por el defensivo Ken Norton Jr. (Dallas Cowboys, 1993; San Francisco 49ers, 1994) y el esquinero Deion Sanders (49ers, 1994; Cowboys, 1995).
El último jugador en completar la hazaña fue el esquinero Brandon Browner, quien los hizo con los Seahawks de Seattle en 2013 y los Patriots, en 2014.
Long firmó con Eagles como agente libre en el receso de temporada para regresar a cumplir con el rol de ala defensiva, puramente, en un esquema defensivo de 4-3 y ahora en el gran partido del Super Bowl también tendrá la ventaja de que conoce muy bien a Brady, de 40 años, que jugará su octavo partido por el trofeo Vince Lombardi.
“Es un gran jugador y estoy ansioso por competir contra él”, reiteró Long, que sólo se ha enfrentado una vez a Brady y perdió con claridad.
Se dio en la temporada del 2012 cuando Long formaba parte de los Rams de San Luis y su equipo perdió por paliza de 45-7, sin que en ningún momento él y sus compañeros pudiesen controlar la inspiración ofensiva de Brady.
“No puedes darle ni un solo respiro y además es el más consciente que todas las defensas y la nuestra en especial van a estar todo el tiempo presionando”, valoró Long. “Lo anterior significa que ambos lados estamos listos para protagonizar uno de los duelos más grandes que se hayan podido ver en un Super Bowl de la NFL”.
La temporada regular del 2016, Long tuvo un 65.1 por ciento de participación en el inicio de las jugadas defensivas de los Patriots, el más alto entre los jugadores de esa posición.
Long tuvo un papel más limitado en el Super Bowl LI disputado el pasado febrero en Houston como pasador designado, con sólo 15 jugadas, pero fue decisivo en la remontada de los Patriots, en la segunda mitad ante los Falcons de Atlanta cuando superaron una desventaja histórica de 25 puntos (28-3) en el tercer periodo y ganaron el partido en el tiempo extra por 28-34.

Deja un mensaje /Leave a Reply