Altas expectativas se desvanecieron en septiembre

0
49

SEATTLE – Los Marineros hicieron más movimientos en su roster y usaron a más jugadores que cualquier otro equipo en las mayores en el 2017. Pero al final, nada de eso ayudó a Seattle a llegar a donde quería, al fallar entrar a la postemporada de decimosexto año corrido, la sequía más larga para cualquier conjunto.

Una temporada de grandes expectativas concluyó con decepción tras el slump sufrido por el equipo en septiembre, que sacó a Seattle de la carrera por el comodín de la Liga Americana en la última semana. El equipo estuvo luchando con una serie de lesiones de sus abridores desde el inicio del spring training y nunca pudieron corregir el camino de su rotación.

“Creo que hicimos un trabajo increíble este año para mantenernos en la pelea”, dijo Scott Servais, manager de los Marineros. “Así como el agua va entrando al bote, nosotros nos mantuvimos sacándola, tratando de mantenernos a flote”.

Los Marineros aprendieron bastante en la segunda temporada de Servais y del gerente general, Jerry Dipoto. Pero el final, la mayor lección pareció ser que pese a todo el trabajo duro que se hizo, todavía queda mucho más trabajo por hacer.

Aquí hay cinco cosas que vale la pena recordar de los Marineros en el 2017:

  1. Cuando estuvo sano, él fue un caballo

La temporada de James Paxton fue el epítome de la campaña de los Marineros. Cuando él estuvo sano y andando a todo dar, el zurdo de 28 años de edad fue tan bueno como cualquier otro pitcher. El canadiense estuvo excepcional en abril, antes de quedar fuera de acción por molestias en su antebrazo izquierdo. Cuando Paxton regresó, él ganó el Pitcher del Mes de la Liga Americana, en el mes de julio, y se convirtió en el primer lanzador de los Marineros en ganar seis juegos en un mes, al registrar marca de 6-0, con 1.37 de efectividad. Pero justo cuando Paxton estaba comenzando a entrar seriamente en la consideración por el Cy Young de la liga, él volvió a lastimarse, al sufrir una distención en su músculo pectoral izquierdo, que lo mantuvo fuera de acción hasta mediados de septiembre.

  1. Jardines llenos de atletas

Uno de los objetivos de Dipoto era tener más jóvenes y atléticos jardineros, y de cierta forma eso sucedió cuando Mitch HanigerBen Gamel y Guillermo Heredia dieron un paso al frente en su campaña de novatos. Seattle se convirtió en solo el tercer equipo en Grandes Ligas, desde 1913, con tres jardineros novatos jugando al menos 80 juegos. Gamel no debutó hasta que Haniger sufrió un esguince en un oblicuo derecho en abril, pero él jugó tan bien durante la ausencia de Haniger que ambos se mantuvieron en la alineación, una vez que Haniger regresó. Heredia compartió su tiempo de juego, pero luego él se convirtió en el titular cuando Jarrod Dyson fue a la lista de lesionados, con una hernia deportiva, en agosto. Además de Dyson, el trío ayudó a convertir los jardines de Seattle en un mejor grupo defensivo, uno de los mejores de MLB.

  1. Cruz se mantiene produciendo

Cuando se trata de conectar jonrones, nadie en las mayores lo ha hecho mejor, o más seguido, que Nelson Cruz en los últimos cuatro años. Cruz se convirtió en solo el cuarto jugador en la historia de MLB en conectar 35 jonrones o más en cuatro temporadas corridas después de los 33 años de edad, al liderar una vez más a los Marineros en jonrones y al comandar la Liga Americana en carreras remolcadas. Cuando él conecta los vuelacercas, los deposita bien lejos. Él ligó un jonrón de 482 pies, el 18 de agosto, en el Tropicana Field. Ese fue uno de los jonrones más largos de la temporada y el más largo en el Tropicana Field desde que Statcast™ fue introducido en el 2015. Su promedio de velocidad de salida estuvo una vez más entre los mejores de MLB este año.

  1. El muchacho nuevo puede jugar

El jugador nuevo con la mayor influencia en el ataque de los Marineros fue el campocorto, Jean Segura. Después de ser adquirido de los D-Backs, en un cambio de cinco peloteros, en el que también estuvo involucrado Haniger y en el que estuvieron involucrados Taijuan Walker y Ketel Marte, Segura lideró a los Marineros en promedio al bate y fue segundo de Dyson en bases robadas, mientras que le dio mayor solidez a la posición de primera bate. Segura también puede jugar buena defensa. Él realizó tres grandes jugadas defensivas en el cierre del noveno inning, el 18 de julio, en Houston, para preservar el empate y servirle la escena a Kyle Seagery a Danny Valencia, que ganaron el juego en el décimo inning. A los Marineros les gustóSegura tanto que le dieron un contrato de cinco años y 70 millones de dólares, en junio.

  1. Los números suben y suben

Ningún equipo utilizó más lanzadores en las Grandes Ligas este año que los Marineros, al tener que lidiar con una rotación plagada de lesiones y un bullpen en el que los relevistas entraban y salían del roster a cada rato. Al final ellos emplearon a 40 pitchers a lo largo del 2017, empatando el récord de los Rangers, en el 2014.

El tono fue puesto por el abridor, Drew Smyly, quien fue a la lista de lesionados incluso antes de comenzar la temporada, con un problema en el codo, en el que necesitó Tommy John. Después estuvieron las lesiones de Félix Hernández, Hisashi Iwakuma y Paxton que dejaron a los Marineros sin la rotación que esperaban emplear durante la mayor parte del año. Los Marineros utilizaron 17 abridores diferentes, empatando el récord del equipo, e necesitaron de 61 jugadores en total, la segunda mayor cantidad en la historia de MLB, detrás de los 64 de los Rangers, en el 2014.

Deja un mensaje /Leave a Reply