Latinos respiran aliviados al no entrar en vigor ley antiinmigrante en Texas

0
75

Austin (TX), 1 sep (EFEUSA).- La comunidad latina de Texas, que representa cerca del 40 % del total de la población en ese estado, respira aliviada hoy, al no entrar en vigor, como estaba previsto, una ley estatal antiinmigrante después de que una corte federal la bloquease esta semana.
“Apreciamos especialmente que la decisión del juez proporcionará un alivio temporal muy necesario para la comunidad hispana en Texas y ayudará a no arruinar la vida de miles de familias y la economía del estado”, señaló hoy en declaraciones a Efe Carlos Duarte, director en Texas de la organización Mi Familia Vota.
Apenas 48 horas antes de su entrada en efecto, prevista para hoy, un juez federal de San Antonio (Texas), Orlando García, decidió suspender temporalmente esta polémica legislación, que pretendía prohibir la existencia de “ciudades santuario” al penalizar a las autoridades locales que se negaran a colaborar con el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE).
En concreto, la ley impone multas de entre 1.000 y 25.000 dólares a los agentes de las policías locales que se nieguen a colaborar con el ICE y determina que los miembros de los Gobiernos locales podrían ser destituidos, mientras que los alguaciles podrían ir a la cárcel hasta un año.
García consideró que hay partes de la ley SB4 4 que pueden ser inconstitucionales y, por eso, decidió bloquearla mientras estudia a fondo algunos de sus puntos más conflictivos.
Para Duarte, el juez tomó una decisión “lógica” que evitará que las personas no blancas residentes en el estado de la estrella solitaria no sean víctimas de los perfiles raciales de las fuerzas del orden.
Esta controversial legislación contiene una enmienda que permite a las autoridades locales cuestionar el estatus migratorio de cualquier persona, incluso en una parada de tráfico.
Esta cláusula se asemeja a una medida de Arizona, conocida popularmente como “Muéstrame tus papeles”, que no fue anulada por el Tribunal Supremo en 2012 y es ahora uno de los pilares de la ley texana.
“Las familias texanas ganamos la primera de las muchas batallas contra el gobernador (Greg) Abbott y su agenda racista”, aseguró hoy a Efe José Garza, director ejecutivo del Proyecto de Defensa Laboral, un movimiento estatal que lucha por los derechos de los trabajadores con pocos ingresos.
El activista añadió que las organizaciones pro derechos civiles continuarán luchando “en la corte, en las calles y dentro de las comunidades”.
El estado de Texas se está preparando para recurrir el bloqueo de su ley contra las “ciudades santuario” ante la Corte de Apelaciones del Quinto Circuito, una de las más conservadoras del país con una mayoría de jueces nombrados por los expresidentes republicanos George W. Bush y Ronald Reagan.
“Sabemos que la decisión de esta corte de San Antonio no es el final y que la lucha legal continuará, pero significa un paso adelante por la lucha de nuestros derechos”, indicó Duarte, de Mi Familia Vota.
Entre los demandantes contra el estado se encuentran los jefes de policía y los Ayuntamientos de Austin, Dallas, Houston y El Paso, ciudades de gran tamaño de Texas y todas ellas gobernadas por alcaldes demócratas.
Texas es el segundo estado con mayor población hispana y se calcula que es hogar de 1,6 millones de inmigrantes indocumentados.

Deja un mensaje /Leave a Reply