Gorritos morados como recordatorio de que no se debe sacudir a bebés llorones

0
47

Denver, 10 ago (EFEUSA).- El Departamento de Salud de Oklahoma ha pedido a la población que le ayude a reunir 5.000 gorros para bebés de color morado tejidos a mano, los cuales serán usados como “recordatorios” en una campaña para evitar que los pequeños que lloran prolongada y desconsoladamente sean sacudidos.
“Los gorritos color púrpura se van a distribuir en 41 hospitales de Oklahoma junto con material educativo y con un vídeo (en inglés) para educar a los padres de niños pequeños sobre qué hacer cuando los bebés lloran y cómo calmarlos”, dijo hoy a Efe Alicia Lincoln, gerente de programa de Servicios de Salud Maternal e Infantil del Departamento de Salud de Oklahoma.
“La meta de la campaña es aumentar la consciencia pública y educar sobre el hecho que el llanto es algo por lo que pasan todos los bebés, incluyendo el llanto prolongado. Es importante nunca sacudir a un bebé”, agregó.
Según estadísticas del Centro Nacional de Bebés Sacudidos (NCSBS), cada año se registran en Estados Unidos unos 1.300 casos de ese tipo de abuso y uno de cada cuatro bebés afectados fallece.
Entre quienes sobreviven, el 80 % queda con problemas de salud de por vida, como daños cerebrales irreversibles.
El Departamento de Salud de Oklahoma se ha fijado la meta de contar con 5.000 gorros tejidos a mano en color morado antes del 1 octubre y está seguro de poder cumplirla, pues, según Lincoln, durante la última semana les “han contactado muchas personas de todo Estados Unidos y del mundo que quieren contribuir con esta gran causa”.
Los sombreritos, explicó la funcionaria, sirven como “recordatorios visuales” para que los padres o los adultos a cargo del cuidado de bebés recuerden que en ninguna circunstancia se les debe maltratar.
“De ser necesario, se debe dejar al bebé en algún lugar seguro e ir a pedir ayuda sin uno siente que la quiere o necesita”, enfatizó la funcionaria.
Según la Sociedad Americana de Cuidado Positivo de Niños (ASPCC), los bebés de entre dos a cuatro meses son quienes más riesgo corren de ser sacudidos, aunque todos los menores de un año corren un alto riesgo.
En muchos casos, los efectos de las sacudidas no son inmediatamente visibles.
Es importante destacar que, según ASPCC, el adulto que sacude a un bebé porque el bebé no para de llorar puede ser una persona sin incidentes previos de violencia o descontrol.
La generosidad de la gente con los gorros para bebés ha sido “asombrosa”, comentó Lincoln.
La funcionaria indicó que ha habido también llamados pidiendo información sobre cómo iniciar campañas similares en otros lugares, sea organizando grupos para tejer los gorritos, ofreciendo lugares para esos grupos, o reuniendo donaciones. La información, en inglés, puede consultarse en www.clickforbabies.org.
Lincoln explicó que el color morado se eligió porque en inglés “purple” (púrpura) puede entenderse como un acróstico de seis elementos que resume el ciclo del llanto de los infantes: llantos frecuentes, inesperados, continuos, aparentando dolor, duraderos y vespertinos.
En cuanto a los sombreritos, el púrpura debe cubrir por lo menos la mitad de su superficie, deben ser de tamaño apropiado para bebés, y no pueden contener ningún elemento de riesgo, como botones o cordones.
“Lo que sabemos, según estudios recientes, es que el trauma cerebral causado por abuso, o síndrome del bebé sacudido, es una causa evitable de muerte o de heridas infantiles o de discapacidad de por vida”, comentó Lincoln.
“Por eso, en Oklahoma estamos trabajando con las organizaciones asociadas para educar a los padres y a quienes cuidan bebés sobre este importante tema. Es la responsabilidad de todos nosotros”, agregó.

Deja un mensaje /Leave a Reply