Deportaciones sin auditoría o apoyo legal

0
190

Por Gustavo A. Montoya

Es claro que todos entendemos que no queremos criminales indocumentados en el país, y esa ha sido la prioridad desde la administración Obama.  Es más, Obama se convirtió en el silencioso jefe de deportaciones por números relativo a sus antecesores demócratas y republicanos. La cadena de noticias ABC reportó (Agosto/2016) que Obama deportó un total de 2.5 millones de inmigrantes indocumentados entre el 2009 y el 2015 (no incluye los auto-deportados o las personas que no son aceptadas en la frontera al tratar de entrar legalmente).  Según el reporte, el 91% de estas deportaciones en el 2015 fueron a individuos que tenían un record criminal anteriormente.

Pero hoy los medios y noticieros están ocupados con la investigación del FBI en los posibles nexos de personas en la campaña Trump a Rusia y sus posibles nexos a la manipulación del proceso electoral del 2016 por parte de los Rusos; “Quítate que aquí vengo yo”, como dicen en México, Trump tal vez sobrepase a Obama.  En una nota de “The Guardian” el diario reportó que la administración Trump ha estado manejando un centro de deportaciones en LaSalle, Lousiana desde Marzo en donde se están llevando a cabo procesos judiciales y deportación con jueces de inmigración que son traídos de otros estados. Según el reporte, hay 600 mil casos pendientes enfrente en las cortes de inmigración en Estados Unidos y cada juez ya tiene casos en los miles de su jurisdicción.  El retraso de casos con audiencias de corte programadas va hasta Julio del 2022. (Promedio: 1,113 días.  )

El reportaje cubre casos reales de personas como el hondureño Carlos Vargas quien fue detenido por una multa de conducción y ahora se encuentra con un grupo de 100 personas compartiendo 3 baños en LaSalle Detention Center.  “La gente se está enfermando,” dice Vargas.  Otro caso es el de  Marcos Ramirez, un guatemalteco quien está siendo deportado sin representación legal.  Muchos casos más con incidentes menores como conducir sin licencia o seguro, ahora enfrentan deportación.  En el centro de Detención de Tacoma ha habido varias demostraciones en contra desde hace varios años.

Las distracciones ocasionadas por el Presidente Trump via Tweeter, la investigación del FBI, la posible obstrucción de justicia, los casos de nepotismo y conflicto de interés del Presidente dejan en duda cual es realmente la agenda del Presidente.  Es más, de acuerdo a oficiales de USCIS, Trump ni siquiera ha grabado el video de bienvenida que todo Presidente realiza para las ceremonias de ciudadanía.   Es decir, miles de nuevos ciudadanos dan su juramento de alianza a Estados Unidos a diario en todo el país, pero ninguno ha recibido el mensaje de bienvenida de Trump, que todo presidente realiza cuando toma posesión. No sabemos si es ineptidud de parte de la Casa Blanca, o si intencionalmente no quieren dar el mensaje de bienvenida a los nuevos ciudadanos.  Tal vez los centros de deportación como LaSalle o Tacoma y cientos más, son el nuevo mensaje a todos los inmigrantes legales o ilegales, con o sin record criminal.

 

Deja un mensaje /Leave a Reply