“Un futuro incierto”, la historia de padres con miedo a ser deportados en EEUU

0
194

Austin (TX), 1 jun (EFEUSA).- El documental “Un futuro incierto”, estrenado ayer y dirigido por dos mujeres de origen hispano, narra la historia de dos familias sin documentación en regla residentes en Estados Unidos que temen por el devenir de sus hijos en caso de ser deportados a sus países de origen.
“Yo y mi esposo somos indocumentados y sentimos el peligro de que nos deporten en cualquier momento”, reconoce al inicio del reportaje Ruth, una mexicana que lleva 21 años en Austin y que se encuentra embarazada de su cuarto hijo -todos nacidos en territorio estadounidense- al inicio del filme.
La oriunda del estado de Nuevo León (México) dice estar “muy feliz” por la llegada de su próxima hija, pero insiste en la preocupación que le generan “tantos cambios políticos” en Estados Unidos, por la llegada al poder del presidente Donald Trump y la ley que permitirá a las autoridades de Texas cuestionar el estatus migratorio de cualquier persona detenida desde el 1 de septiembre.
De hecho, uno de los mayores miedos de Ruth es que detengan a su marido, Santiago, quién conduce todo el día su camioneta cargada de herramientas para la construcción, un prototipo de vehículo que asegura es “uno de los objetivos” de los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) en la capital texana.
“Queríamos mostrar los efectos que causan las leyes antinmigrantes en las familias de Texas y pensamos que sería buena idea explorarlos a través de la lente de la maternidad”, señalaron a Efe las directoras del documental, Chelsea Hernández e Iliana Sosa.
En este sentido, Sosa dijo que su objetivo principal es que el público sea consciente del “pánico real” que las familias de inmigrantes enfrentan diariamente, aunque también apuntó que apostaron por destacar la resiliencia de Ruth y Cristina -la otra madre que aparece en la pieza- para encarar esta situación.
Ambas criticaron que Texas esté liderando el tono antinmigrante a nivel nacional a raíz de la reciente aprobación de la ley estatal SB4, una legislación que prohibirá las “ciudades santuarios” en el estado de la estrella solitaria.
A medida que avanza el documental, la separación de las familias se convierte en una situación “muy real” para las madres protagonistas, que viven alguna deportación de manera cercana, según palabras de Hernández.
“Este es un temor que confrontan actualmente muchas familias con integrantes sin la documentación en regla o niños estadounidenses que pueden perder a sus padres de un día para el otro”, concluyeron las cineastas.
La otra familia protagonista de “Un futuro incierto” es la de Cristina Tzintzun, una estadounidense hija de madre mexicana y casada con Manuel, un mexicano indocumentado, con quien recientemente tuvo un hijo.
“Estamos viviendo una situación muy difícil en nuestra familia”, dijo a Efe Tzintzun, que explicó que no sólo su esposo se encuentra en situación irregular, sino que los padres y hermanas de él, que llevan muchos años viviendo en Austin, también.
Desde la llegada de Trump al poder y especialmente desde la aprobación de la ley SB4, la familia de la activista ha tomado medidas preventivas en caso de que uno de los miembros sea deportado.
Por ejemplo, Tzintzun se registró como la tutora legal a cargo de la custodia de la hermana menor de Manuel en caso de que sus padres sean expulsados del país.
Asimismo, cada vez que alguien sale fuera de casa y conduce, informa a los demás parientes para que sepan en todo momento de sus movimientos.
“Hemos hecho muchos planes por si llega a suceder una situación así”, reiteró Cristina, que dijo que si su esposo fuese devuelto a México, ella se iría al país azteca con él para luchar desde allí por su regreso a Estados Unidos.

Deja un mensaje /Leave a Reply