El miedo a Trump genera una drástica caída de indocumentados en la frontera

0
134

Tucson (AZ), 6 abr (EFEUSA).- La drástica disminución de la detención de indocumentados en la frontera sur responde al miedo que tienen los inmigrantes ante el endurecimiento de la política migratoria de la administración del Presidente Donald Trump, según inmigrantes y albergues que les ayudan.
“Hay muchas personas que están esperando en El Salvador para ver qué pasa en los próximos meses. Se escuchan muchos rumores, las madres tienen miedo de que les quiten a sus hijos y que a ellas las deporten”, dijo a Efe la salvadoreña María González, quien hace tres semanas cruzó junto a sus dos hijos la frontera de Texas.
La mujer se siente “afortunada” ya que fue puesta en libertad y ahora se encuentra ahora en un albergue en la ciudad texana de McAllen, aunque espera que este fin de semana se pueda reunir con su familia en Chicago.
En entrevista vía telefónica, aseguró que todavía hay muchas familias que aún desean hacer el “viaje” para escapar de la violencia del crimen organizado, pero junto al temor por el endurecimiento por las medidas migratorias se sumó el incremento en las tarifas que los traficantes de humanos.
Explicó que anteriormente pagaban 5.000 dólares por el cruce hacia EE.UU., pero ahora las tarifas oscilan entre los 8.000 y los 12.000 dólares.
La detención de indocumentados en la frontera con México sigue cayendo desde la llegada a la Casa Blanca del presidente Donald Trump y registró en marzo pasado su cifra más baja en 17 años.
De acuerdo a las más recientes cifras de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP), en marzo se detuvieron 16.600 inmigrantes indocumentados en la frontera con México. Lo que representa un descenso del 64 % si se compara con las 46.150 de marzo del 2016.
Las detenciones de unidades familiares también reportaron un considerable descenso, pues en marzo se registraron 1.125 detenciones, frente a las 3.124 de febrero y 9.300 de marzo del mismo mes de 2016.
La Casa Blanca atribuye el drástico descenso en las nuevas directrices implementadas por la administración Trump.
El gobierno federal terminó con la política conocida como “atrapar y soltar”, por lo que ahora los indocumentados permanecerán detenidos mientras se procesa su caso migratorio.
Esta disminución en el cruce de inmigrantes se ha sentido en los albergues que en los últimos años habían asistido a familias inmigrantes.
Norma Pimentel, directora del programa de Caridades Católicas del Valley de Rio Grande, en Texas, quien opera el albergue católico del Sagrado Corazón en McAllen, dijo a Efe que en las últimas semanas menos familias han solicitado ayuda después de ser liberados por la Patrulla Fronteriza.
Pimentel considera que varios factores están contribuyendo para que menos personas estén cruzado la frontera, y que uno de ellos es que “puede ser que muchos de ellos se apresuraron a cruzar antes de que Trump tomara la Presidencia”.
La misma situación se vive en la Casa de la Misericordia, un albergue en Nogales, en el estado mexicano de Sonora, donde en las últimas semanas solo han recibido un promedio de 8 a 10 migrantes por semana, cuando antes tenían hasta 30 migrantes al día.
“Mucha gente está siendo deportada y está regresando a sus países contando lo difícil que está, por lo que muchas personas quizás están decidiendo esperar”, dijo a Efe Julio Chávez, director del albergue.
Por su parte, Germán Banacek Álvarez, cónsul general de El Salvador en Arizona y Nuevo México, confirmó a Efe que en las últimas semanas se han registrado un considerable descenso en las detenciones de inmigrantes en este sector.
“Hemos visto una disminución significativa comparada con cifras de otros años”, dio Banacek Álvarez, quien visita frecuentemente los centros de detención de la Patrulla Fronteriza de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).
Para activistas como Isabel García, directora de la Coalición de los Derechos Humanos en Arizona, el flujo migratorio históricamente “sube y baja” y, en su opinión, está más ligado a la economía de EE.UU. que a las políticas y discursos políticos de Trump.
“Tendremos que esperar a ver si las cifras continúan bajas en los próximos meses, pero mientras haya necesidad de trabajadores inmigrantes en este país, las personas continuarán viniendo, no habrá muro que los pare”, concluyó.

Deja un mensaje /Leave a Reply