Política antiinmigrantes afecta felicidad y educación de indocumentados

0
133

Miami, 17 Mar (Notimex).- Las medidas antiinmigrantes impuestas por el gobierno de Estados Unidos afectan la felicidad y, con ello, la educación de los niños y jóvenes indocumentados, consideraron autoridades educativas durante la Cumbre Mundial de la Felicidad.

El miedo, que es contrario a la felicidad, no es un factor ideal para el aprendizaje, y una educación adecuada a la postre redundará en comunidades más sanas y un entorno feliz, añadieron.

Alberto Carvhalo, quien llegó de niño como indocumentado de Portugal a este país y en la actualidad es el superintendente de las escuelas públicas de Miami-Dade, dijo que si un niño se siente amenazado o sus padres, eso afectará su rendimiento.

Señaló que debido a que su cerebro todavía está en formación, las condiciones ambientales adversas como el miedo, el abandono o la amenaza son contrarias a la felicidad, y por lo tanto afectan su bienestar y el aprendizaje.

En la cumbre, organizada por WOHASU (World Happiness Summit), un movimiento global dedicado a aumentar la toma de consciencia sobre la felicidad como una forma de vida, Carchalo dijo que él mismo se sintió “desamparado” y la dificultades que pasó lo hicieron “más fuerte”.

En el marco de la cumbre, el presidente del Miami Dade College (MDC), Eduardo Padrón, resaltó a su vez que la educación en los campus debe jugar un papel clave en el desarrollo de estudiantes a través de un diálogo positivo, y del compromiso para hacer un lugar más feliz.

Padrón externó en su participación que entre más gente se eduque habrá más gente feliz y con un sentido de propósito en la vida, con lo que podrá tomar los caminos correctos para sí mismo y para los que lo rodean.

La cumbre que se extenderá hasta el domingo, aglomera a más de dos mil 500 importantes dirigentes de distintas industrias de bienestar, salud, entrenamiento, tecnología, educación y hospitalidad para elucubrar sobre la felicidad para la sociedad.

Entre las personalidades figuran el británico Richard Layard, cofundador de World Happiness Report; Saamdu Chetr, director del Centro Nacional de Felicidad de Bután, y Tal Ben-Shahar, investigador israelí de Harvard.

Deja un mensaje /Leave a Reply